viernes, 21 de agosto de 2009

Signo de interrogacion


Te colaste por mi ventana y yo te deje pasar, sin saber lo que pasaba me empesate a cutivar.
Me abrasate, me envolviste, me besaste sin parar, y comenzamos con el juego que jamas ha de acabar.
Entraste de la mano del signo de interrogacion
que siempre me hace sufrir al imaginar la situacion.
Que me mantiene como su esclava y me adentra en el delirio
prohibiendome confiar en tu y aferrandome al castigo.
Quisiera detenerlo con prisa de una vez, pero no puedo hacerlo por que lo proteges con sandez.
Lo ocultas por un momento y hablas de tanto amor, pero de pronto aparece y me llena de indignación.
Si tanto es tu amor, por que te empeñas en jugar, con este pobre corazon que solo te sabe amar.
Pero todo tiene un limite y por mas que quiera esperar, si sigues con tu conducta yo ya no te he de aguantar.
Limitate hablarme claro, sin rodeos nadamas, y dime sin verdad me quieres o solo me quieres "amar".